Spanish Receipes

Gazpacho

Gazpacho Andaluz. Bueno ya sabéis que existen tantas recetas de un mismo plato como gente que lo prepara y en el caso del Gazpacho las recetas son infinitas. Hay recetas que incluyen pan, otras que le quitan la piel y semillas a los tomates, las hay con manzanas y pepinos, gazpachos manchegos y últimamente se han puesto muy de moda los gazpachos de sandía, cerezas, etc.

Pero hoy vamos a ver un típico gazpacho andaluz (con su pimiento, tomates, pepino y ajo) que se prepara en un momento y que refresca como ningún otro. Yo le añado al final unos taquitos de manzana (con piel) y unos taquitos de pepino por que me encanta el contraste que le dan a esta receta. Tú puedes adaptar la receta a tu gusto pero si te pones a experimentar hazlo con pequeñas cantidades ;) A la cocina!!!

 

Ingredientes para hacer Gazpacho Andaluz (para 4 vasos):

  • 1 kilo de tomates bien maduros (con un color rojo acentuado)
  • 1 pimiento verde tipo Italiano (unos 60 gramos)
  • 1 pepino (unos 250 gramos)
  • 1 trozo de cebolla (unos 100 gramos)
  • 1 diente de ajo
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • Vinagre de vino blanco (cantidad al gusto, yo uso 6 cucharadas porque me gusta muy fuerte)
  • 1 cuchara pequeña rasa con sal
  • Opcional: 1/2 manzana verde (por ejemplo una Golden) y agua fría

Receta para hacer Gazpacho Andaluz (para cuatro personas):

  1. Lava bien los tomates, el pepino y el pimiento. Déja escurrir.
  2. Coge el vaso de la batidora (si no tienes puedes echar todo en una olla y usar una batidora de mano automática) y añade en su interior los tomates cortados en cuatro trozos. Si quieres le puedes quitar la piel (yo se la dejo).
  3. Quítale al pimiento el rabillo y las semillas, córtalo en cuatro o cinco trozos y ponlo con los tomates.
  4. Pela el diente de ajo, córtalo por la mitad a lo largo y quita el centro (que amarguea y repite). Pon el ajo con el resto de las verduras.
  5. Coge el trozo de cebolla (pelada) y córtalo en tres o cuatro trozos. Añade al vaso de la batidora.
  6. Coge el pepino y pélalo. Córtalo por la mitad y reserva una parte para mas tarde. La otra córtala en cuatro o cinco trozos y a la batidora.
  7. Ahora que todas las verduras del gazpacho están en el vaso de la batidora pondremos ésta en funcionamiento (bien tapada) y la dejaremos funcionando hasta que no quede ningún trozo de verdura (el tiempo dependerá de la potencia de la batidora).
  8. Ahora añade la sal, el aceite y el vinagre. Te aconsejo empezar por tres cucharadas de vinagre y que vayas rectificando (añadiendo más) a tu gusto. Dale a la batidora cinco segundos y prueba. Rectifica de sal y vinagre a tu gusto.
  9. Si el gazpacho tiene la consistencia adecuada pasa al siguiente paso si no es así añade agua fría hasta que esté a tu gusto. Ten en cuenta que dependiendo del contenido de agua de las verduras esta cantidad no es fija así que tendrás que ir añadiendo poco a poco, mezclar y comprobar si está como a ti te gusta. También tienes que tener en cuenta que si aguas demasiado el gazpacho el sabor se rebajará y quizás tengas que rectificar de sal y vinagre.
  10. Por último añade la media manzana a cuadraditos pequeños y haz lo mismo con elpepino que teníamos reservado. Mete en la nevera y sirve muy frío!!!

A comer:

Vamos a ver una serie de dudas que pueden surgir mientras preparas el gazpacho y algunas  soluciones para que no tengas ningún problema con esta receta:

No me gustan las pepitas en el gazpacho!!!: Si prefieres tu gazpacho andaluz sin pepitas tan solo tienes que batir muy bien el tomate por separado, pasar el puré por un colador o un chino de metal y volver a poner el tomate en la batidora. Entonces podrás seguir con la receta añadiendo los demás ingredientes.

Me gustaría añadir pan al gazpacho ¿cuanto pan tengo que usar?: El gazpacho no essalmorejo, es mucho más ligero que el salmorejo, pero en Cádiz se le suele añadir un poco de pan duro (del día anterior) al gazpacho.  Lo que yo hago es poner 100 gramos de pan (con corteza y todo) en un bol con un cuarto de litro de agua (250 ml) y cuando el pan está bien blando (absorberá todo el agua del bol) lo añado a la batidora y lo bato con los demás ingredientes del gazpacho. Después tendrás que añadir agua fría hasta que tenga la consistencia que te guste.

He preparado el gazpacho pero quedó muy naranja en vez de rojo ¿Qué ha pasado?: Si añadiste pan a la receta es normal que el gazpacho coja una coloración anaranjada como en elsalmorejo pero si no usaste pan entonces el problema está en los tomates. Si usas tomates de ensalada no obtendrás el sabor ni la coloración adecuada y si le quitas la piel al gazpacho también perderá algo de color. El gazpacho de la foto está hecho con tomates en rama.

Bueno espero que les guste esta receta y que no tengan ninguna duda a la hora de preparar un gazpacho andaluz bien fresquito para este verano. Pronto tendremos más recetas de cocina. Un saludo desde cocineras y cocineros.

  • Tomatoes
    1 Kg
  • Green pepper
    1/2 unit
  • Extra virgin organic olive oil
    1 cup of coffe
Read more

Anchoas en vinagre

Seguramente, la mayoría de nuestros lectores saben preparar esta tradicional tapa de boquerones en vinagre. Es un clásico en todas las bodegas, bares, restaurantes, chiringuitos y demás locales de copeo y tapeo. Sobran precedentes ¿verdad?

Sin embargo, no necesariamente por repetida y archiconocida tiene porque volverse aburrida e insulsa. Todo lo contrario, disfrutemos de este plato de boquerones en vinagre tan sencillo de preparar como complejo e interesante de definir: a medio camino entre el aliño y la conserva; del sashimi y de los salazones. En todo caso sabroso, casero y barato ¿Qué más se puede pedir?

Los ingredientes

  • 12 boquerones, 300 cl. de vinagre de vino blanco, 1 cucharadita de sal, ajo, perejil, y aceite de oliva virgen extra (AOVE)

La preparación de los boquerones en vinagre

Limpiamos o pedimos en nuestra pescadería que nos limpien los boquerones y los dejen sin espina. Deben quedar sin el mínimo rastro de sangre o entrañas. Una vez limpios los ponemos en una fuente plana y los cubrimos de vinagre y salamos. Si el vinagre es muy fuerte podemos diluirlo un poco con agua.

Dejamos que el pescado macere en esta solución de vinagre y sal en sitio fresco, preferiblemente en la nevera. Enseguida veremos que la carne del boquerón, antes rojiza, se vuelve blanca, nacarada, por acción del vinagre. Dejamos desarrollar este proceso unas 4 horas más o menos.

Mientras, vamos pelando y cortando el ajo y el perejil y los introducimos en aceite de oliva virgen extra.

 

Ya sólo quedará sacar los boquerones del vinagre y ponerlos en otra fuente plana y cubrirlos de nuevo, esta vez con la mezcla del aceite, el ajo y el perejil. Dejamos reposar otra hora más o menos para que vayan tomando el sabor del aliño, y listos para consumir.

Tiempo de elaboración | 5 horas
Dificultad | Fácil

La degustación

Lo dicho, un clásico. Y para no salirnos del guión: una tapita de boquerones, una de almendras tostadas y un fino de Jerez con “enjundia” como este La Bota de Fino nº 15 del Equipo Navazos. Potencia y elegancia para sabores tan arraigados en nuestro acervo gustativo como el ajo, el aceite y por supuesto, los boquerones en vinagre.

Read more

Pinchos Morunos

 

Ingredientes para 4 personas

  • 2 solomillos de cerdo ibérico, 50 ml de aceite de oliva, 1 cucharada de pimentón dulce, 1/2 cucharada de pimentón picante, 1 cucharadita de comino, 1 cucharada de cilantro fresco picado y sal.

 

Elaboración del pincho moruno

Limpiamos el solomillo y lo cortamos en trozos de unos 2 cm como máximo. En un bol los mezclamos con todos los ingredientes y los dejamos en adobo durante 24 horas como mínimo en frio.

Cuando lo vayamos a preparar sumergimos las brochetas (sin son de madera) en un agua para evitar que al cocinarlas se quemen con el calor. Pinchamos la carne en las brochetas y las hacemos en una sartén con un poco de aceite caliente hasta que estén bien hechas.

Tiempo de elaboración | 30 minutos más 24 horas de adobo

Dificultad | Fácil

Degustación

Los pinchos morunos son ideales para acompañarlos de cualquier guarnición, en especial arroces, cous cous o ensaladas. Aunque también son una buena escusa para hacerlos como un aperitivo directamente.

Read more

Chorizo al Vino

En esta clásica receta de tapas, los Chorizos Goya con su gusto a pimentón y ajo, se cocinen en vino hasta que el sabor se mezcle y fusione. Esta tapa es perfecta para servir con pan.

Sirve 4 porciones

 

 

Ingredientes

1 cda. de Aceite de Oliva Extra Virgen GOYA®

1 paquete de Chorizos GOYA (7 oz.), cortado en lascas de ½ pulgada

½ taza de Vino Tinto de Cocinar GOYA

½ cdta. de azúcar

2 cdas. de perejil fresco cortado finamente

Instrucciones

1. En una sartén mediana, caliente aceite a temperatura medio-alto. Añada el chorizo y cocine hasta que esté ligeramente dorado por ambos lados, alrededor de 5 minutos. Agregue el vino y azúcar a la sartén, hierva, reduzca la temperatura de cocción a medio-bajo. Cocine, removiendo ocasionalmente hasta que el vino se reduzca a la mitad y el chorizo absorba todo el sabor del vino, aproximadamente de 10 minutos.
2. Ponga el chorizo y la salsa de vino al plato de servir. Rocíe con perejil.
Read more

Lentejas

  • 250 gramos de lentejas
  • 1 litro de agua y 150 ml más
  • 100 gramos de chorizo
  • 1 pimiento verde italiano (de los de freír)
  • 1 tomate maduro
  • 1 zanahoria grande
  • 1 hoja de laurel
  • 1 patata (de unos 150 gramos)
  • 150 gramos de cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 rebanada de pan (de unos 30 gramos)
  • 50 ml de aceite
  • 2 cucharadas pequeñas de sal
  • 1 cucharada pequeña y rasa de pimentón dulce

Receta para hacer Lentejas (para cuatro personas):

  1. Pela la zanahoria y córtala a cuadraditos. Pela la patata y córtala en trocitos pequeños. Corta el chorizo en rodajas de 1 cm o si prefieres pícalo a trocitos.  Reserva todo para más tarde.
  2. Pon las lentejas en un escurridor y mételo bajo el chorro del grifo para enjuagarlas bien. Después echa las lentejas en una olla y añade un litro de agua, un pimiento verde con un corte largo en la punta, un tomate cortado a la mitad y una hoja de laurel.
  3. Pon a calentar la olla a fuego medio fuerte y cuando esté casi a punto de hervir baja el fuego y añade la zanahoria, la patata y el chorizo que teníamos reservado y una cucharada y media (de las pequeñas) con sal.
  4. Remueve bien el fondo de las lentejas para que no se agarren y a partir de ahora deja a fuego medio durante 45 minutos o una hora y cuarto. La duración de la cocción dependerá de la lenteja y de la dureza del agua (cantidad de minerales) así que pasado  los primeros 45 minutos tendrás que vigilar si las lentejas ya están blandas o necesitan más tiempo. Si ves que te estás quedando sin agua y las lentejas todavía no están tiernas añade un poco más de agua y listo ;)
  5. Mientras se hacen las lentejas vamos a preparar un sofrito para darles más sabor y para engordar el caldo de las lentejas.
  6. Lo primero es pelar la cebolla y picarla en trozos pequeños. Ahora pon en una sartén con 50 ml de aceite los dos ajos cortados en rodajas. Deja a fuego medio que cojan un poco de color (pero que no se quemen) y luego retira los ajos de la sartén (dejando todo el aceite). Guarda los ajos aparte y añade la cebolla picada a la sartén. Deja a fuego medio que se poche (se ponga transparente).  Cuando esté pochada añade el trozo de pan y sube el fuego para que la cebolla coja algo de color (pero sin quemarla).
  7. Cuando la cebolla tenga un tono dorado apaga el fuego y aparta la sartén (para que no siga calentándose aún con el fuego apagado). Añade a la sartén fuera del fuego una cucharada pequeña y rasa de pimentón dulce, remueve durante 15 segundos y luego añade 150 ml de agua. Remueve bien y échalo todo en el vaso de la trituradora, añade también el ajo que teníamos apartado y tritura hasta que quede una pasta uniforme.
  8. Añade esta pasta a las lentejas y mezcla bien. Deja al fuego hasta que las lentejas estén tiernas y el caldo estén bien espeso (recuerda que serán unos 45 minutos  o una hora y cuarto desde que pusimos las lentejas a fuego medio).
  9. Pasado este tiempo quita el pimiento, la hora de laurel y el tomate y tíralos. Prueba de sal por si te gustan más sabrosas y si es necesario añade una pizca más. Y listo, fuera de la cocina y a comer!!!

A comer:

Supongo que te habrás dado cuenta de que esta receta de lentejas es para cuatro y no para dos como normalmente suelen ser las recetas del blog. El caso es que si sois dos en casa es una pena preparar un potaje para sacar solo dos platos. Ya que te metes en la cocina es mejor preparas cuatro platos,  te comes dos y congelas el resto para la semana que viene o la siguiente. Así te ahorras preparar una comida y ahorras en gastos!!

No dejes que hierva el agua, el movimiento de ésta pelaría las lentejas y no presentarían muy buen aspecto.

No es bueno remover demasiado las lentejas porque se deboronan con facilidad pero de vez en cuando hay que darles un meneito (sobre todo por abajo) para que no se nos peguen.

La receta más tradicional de las lentejas caseras suele ser la de lentejas con chorizo, pero si le añades una morcilla al potaje ya te digo yo que te va a quedar de lujo, eso sí, añadiendo algunas calorías más a la receta.

Por último comentaros que hay quien gusta de pasar por la batidora el pimiento y el tomate al final del todo y añadirlo al caldo de las lentejas, yo personalmente prefiero el sabor de las lentejas sin éste último puré, tú como siempre a tu gusto

Read more

Jamon and tomato on crusty bread

  1. Mix together the chopped tomatoes, garlic glove, olive oil, salt and pepper. Keep in the fridge until needed.
  2. To serve, toast 20 slices of baguette. Spoon a little tomato topping on to each piece of toast. Tear 5-6 slices of jamón serrano into pieces and put one piece on each slice of bread.
Read more

Pimientos Fritos

Ingredientes

Preparación

  1. Se corta el extremo del pimiento donde está el rabo, se lavan y se limpian bien de semillas. Se les pone un poco de sal y se ponen a escurrir para que no lleven exceso de agua a la sartén

En una sartén se pone aceite de oliva en cantidad suficiente y con el fuego muy suave se ponen a confitar los pimientos, y ya es cuestión de paciencia. Como los pimientos están abiertos, se frien por fuera y por dentro, y al hacerlo a fuego muy lento, quedan tiernos y cremosos

 

Para mi no necesitan nada más que un buen trozo de pan

Read more

Habas y Jamon

Este plato es sumamente sencillo, y quizás su única dificultad está en conseguir unas habitas pequeñas y tiernas; de este tamaño tienen una temporada muy corta. Yo he tenido la suerte de conseguirlas, y por eso presento la receta.

Ingredientes

  • Unas habas baby
  • un poco de aceite de oliva
  • unas lonchas de jamón ibérico
  • Sal
  • Unos huevos, para acompañar

Preparación

La elaboración es muy simple. Se cubre el fondo de la sarten con una cantidad de aceite similar a la empleada para hacer una tortilla.

A continuación se saltean las habitas, se añade una poquita de sal, y cuando estan a medio hacer, se añade el jamón y se dan unas vueltas.

Merece la pena elegir un buen jamón, éste es de la Serranía de Jabugo.

Y ya lo único que falta es freir uno o dos huevos, que constituyen el acompañamiento perfecto de este plato

Read more

Berenjenas con miel

INGREDIENTES

1 Kg. de berenjenas, 2 Huevos, ¼ De leche, 100 Gr. de harina, Aceite, Miel de caña , Sal

 

ELABORACIÓN

 

Entre los latinos, la berenjena no gozaba de muy buena prensa y la llamaron insanum malum porque, según ellos, esta hortaliza engendraba melancolía y alteraciones anímicas. También recibió el nombre de amoris poma porque altera al hombre provocándole lujuria, es decir, tenía poderes afrodisíacos. El caso es que el nombre de la berenjena nos ha llegado a través de los árabes, como buenos hortelanos que eran.

El refranero denosta a la berenjena con una afirmación rotunda: La berenjena, para nada es buena. Y aunque alimenta poco, -una berenjena, ni hincha ni llena-, remedia el hambre- más vale berenjenas en almodrote que andar con la panza al trote.

La forma más sencilla de comerla es frita, simplemente harinada o rebozada en huevo. Si además le añadimos un chorreón de miel de caña o negra entramos en el terreno de lo arábigo andaluz con la mezcla de sabores contrarios: lo salado y lo dulce.

La creencia popular dice que el tiempo de la berenjena (verano y principios de otoño) es una época en la que se suele caer el pelo. Cualquiera que haya sembrado y cultivado un huerto, no entenderá bien el dicho aquel de meterse en un berenjenal como sinónimo de apuro, lío o asunto complicado del que no se sacan más que perjuicios.

Unos consejos: al comprarlas prefiera las que tengan forma alargada como de pera y que estén brillantes; se conservan mal, por lo que conviene consumirlas rápidamente; si las piensa pelar, no lo haga con demasiada antelación, ya que su pulpa se vería oscura.

Preparación:
1. Primero: Se cortan las berenjenas en rodajas lo más finas posible y se colocan en un recipiente con agua y sal durante media hora.
2. Segundo: Se prepara una mezcla con los huevos, la leche y la harina; cuando esté homogénea, se introducen en ella las rodajas de berenjenas debidamente escurridas y se fríen posteriormente en abundante aceite.
3. Tercero: Se sacan de la sartén, se les retira el exceso de aceite con papel absorbente y se colocan en una fuente. Antes de servirlas, se rocían con la miel.

Temporada: Primavera- verano.

Read more

Tortilla

ingredientes

- 1 kg de patatas

- 9 huevos

- 1 cebolla mediana

- Aceite de oliva

- Sal

cómo hacer tortilla española

Pelamos lavamos y cortamos las patatas en cuadritos pequeños y las salamos. Pelamos y cortamos en juliana la cebolla.

Ponemos al fuego una sartén honda con abundante aceite de oliva y cuando esté caliente, echamos las patatas y la cebolla.

Mantenemos el fuego no muy fuerte, para que las patatas y la cebolla se cuezan en el aceite. Cuando estén bien blandas y ligeramente doradas, las sacamos de la sartén y escurrimos el aceite.

En un bol batimos los huevos hasta conseguir una buena mezcla. Echamos entonces las patatas y la cebolla sobre los huevos batidos y removemos bien para que quede todo mezclado y rectificamos de sal.

Poner al fuego una sartén honda antiadherente, echamos dos cucharadas de aceite de oliva y cuando esté caliente, movemos la sartén para que quede bien aceitado el fondo. Entonces echamos la mezcla de huevos, patatas y cebolla y la extendemos bien. Bajamos el fuego y movemos la sartén con movimientos circulares para que la tortilla se mueva dentro y no se pegue. Dejamos cocer hasta que se vea que empieza a hervir la mezcla.

Damos la vuelta a la tortilla poniendo un plato llano encima de la sartén, a modo de tapadera, y girando la sartén sobre el plato. Ahora echaremos de nuevo la tortilla, dejándola resbalar cuidadosamente, desde el plato a la sartén.

Movemos de nuevo con movimientos circulares la sartén y la dejamos cocer entre 2 y 3 minutos, dependiendo del gusto de los comensales. Apartamos y servimos en una fuente. Podemos servirla frí­a o caliente.

Read more

Salmorejo

  • 150 ml de Aceite de Oliva virgen extra ILove Aceite (Picual o Royal)
  • 1 Kg. de tomates rojos bien maduros.
  • 200 grs. de pan de Telera Cordobesa, molletes o si no encontráis pan de trigo blanco (mejor que tenga un día o dos)
  • 1 diente de Ajo de Montalbán o similar (la cantidad de ajo al gusto, mucha gente le añade sólo medio)
  • 10 grs. de Sal

Hola compañeiros de la cocina, hoy os presento uno de mis platos preferidos para refrescarnos en verano: el salmorejo. Y os puedo asegurar que es una receta reciente en mi cocina pues en Galicia no somos muy dados a cremas frías tipo gazpacho o salmorejo. Enorme error y soberana tontería, lo que me estaba perdiendo. Es verdad que no es un plato que entre a la primera, pero una vez adaptado el paladar…ummm, sólo imaginármelo con un poco de jamón picadito y crujiente del micro y empiezo a salivar.

El salmorejo tiene la consistencia final de un puré o de una salsa espesa y se suele acompañar con otros ingredientes al gusto, aunque yo me quedo con un poco de huevo duro y un buen jamón ibérico. Lo más importante es utilizar un excelente aceite de oliva virgen extra y que los tomates lo acompañen. Es una receta contundente, económica y muy nutritiva, que puede servir como primer plato o como único dependiendo del acompañamiento. He probado salmorejos de todo tipo pero me quedo con la receta que os presento hoy ya que me parece la más tradicional: un salmorejo cordobés sin vinagre (al parecer así es como debe ser).

PREPARACIÓN DEL SALMOREJO:

El salmorejo es una crema servida habitualmente como primer plato, su elaboración es muy sencilla e incluye un majado o triturado de miga de pan, si es mollete (pan típico en Andalucía) mejor, ajo, aceite de oliva virgen extra, sal y tomates.

  1. Limpiamos bien los tomates y los cortamos en cuartos, los añadimos a un bol grande y trituramos con la batidora hasta que nos quede una salsa líquida. Pasamos esta salsa por un colador para retirar posibles trozos de piel y pequeñas pepitas que hayan quedado al batirlos.
  2. Cortamos el pan en trozos pequeños y los añadimos a la crema de tomate anterior, los dejamos reposar durante unos 10 minutos. Así ayudamos a que el pan se ablande si está muy duro y será mucho más fácil de batir.
  3. Pelamos el ajo y, como lo vamos a usar en crudo, le quitamos el centro para que no repita. Lo añadimos al tomate con el pan.
  4. Echamos el aceite de oliva virgen extra y la sal. Lo pasamos todo por la batidora hasta que nos quede lo más fino posible. Probamos si esta bien de sal y si no rectificamos con un poco más.
  5. Sólo nos queda meter el bol en la nevera y dejar que se enfríe, en un par de horas lo tendréis bien fresquito y perfecto para probar el mejor salmorejo cordobés.
  6. A la hora de la presentación, lo mejor es ponerlo en un plato hondo o cuenco y espolvorear con unas virutas de jamón serrano o ibérico con un punto (10 segundos) de microondas, así conseguiréis un toque crujiente. Además el huevo cocido y unas gotitas de aove le quedan perfecto. Pero no tiene por qué quedar ahí el tema, el consejo regulador del salmorejo también nos recomienda: pepino, pimiento, cebolla, zanahoria, remolacha, melocotón… Pero esto os lo dejo a vuestro gusto, buen provecho.

CONSEJOS Y TRUQUILLOS PARA HACER UN GRAN SALMOREJO:

  • Los tomates deben estar maduros, lo notarás al tacto y por su color. Además es importante que sean de calidad para que tu salmorejo marque la diferencia con el de los demás.
  • Yo en mi caso no tengo Thermomix, dicen que se consigue con ella un salmorejo muy fino. Yo uso batidora y os aseguro que vale perfectamente, a lo mejor no queda una crema super fina pero a mí también me gusta ver de qué está hecho y si veo un pequeño trocito milimétrico de piel de tomate me da lo mismo. En Córdoba hace 100 años no tenían Thermomix y les salía increíble, seguro.
  • Para esta receta empleé un aceite que ya conocéis muy bien, el de Fernando Ortega. En este caso me decanté por su variedad Royal, un poco más suave que el Picual, y de excelente calidad. No digo que tenga que ser con el suyo, pero sí es muy importante que empleéis un aove de calidad, a vuestra elección queda.
  • El origen del Salmorejo es difícil de establecer, aunque seguro que es un plato de origen popular, muy humilde y base de muchas de las comidas de los olivareros, campesinos y pastores. Posiblemente surja como aprovechamiento de trozos de pan duro, majados con agua, sal y ajo. En algún momento se le llegó a incorporar aceite y servía para dar soporte a restos de comida de otros días, nada que ver a los que le añadimos actualmente porque el jamón no solía ser para este plato.
  • Garlic
    1 teeth
  • Extra virgin organic olive oil
    1 cup of coffe
  • Tomatoes
    1 Kg
Read more

Ensaladilla Rusa

  • 1 kg. de patatas gallegas
  • 300 g. langostinos (si son frescos mejor)
  • ½ kg. de zanahorías
  • 300 g. de guisantes finos de bote
  • 6 huevos (uno por persona)
  • Un bote de lomos bonito del Norte en aceite de oliva (300 g.)
  • Aceitunas rellenas de anchoa (170 g aprox.)
  • 5 g de cebollino picado
  • 100 g de judías verdes cocidas
  • 500 g. de Mayonesa.
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra Ilove aceite Gota verde variedad Picual
  • 50 ml de vinagre jerez
  • Sal y pimienta (al gusto)
  • 10 barritas de surimi congelado

Ensaladilla o ensalada rusa, ensaladilla Olivier, ensalada de ave… distintos nombres para una misma base de patatas, hortalizas y mayonesa casera. Esta que os presento es la auténtica ensaladilla rusa-gallega-española de mi madre, en mis tiempos mozos toda una experta en cocinar una buena tortilla de patata, unas croquetas y ensaladilla e irnos a la playa de La Lanzada en O Grove en plan dominguero como dios manda. Cocinar esta receta me trae recuerdos de la antigua cocina de casa, cortado todo en dados de patatas gallegas, zanahorias, judías muy picaditas (a mi hermana no le gustaban), guisantes, atún, langostinos, surimi, huevo cocido, aceitunas con anchoas y cómo no, mayonesa para el que quisiera.

La base de mi ensaladilla “dominguera”, puesto que la he preparado en domingo, es la misma que la de mi madre Rosa, sin embargo he añadido algún elemento más que la mejora un poquillo, a ver si os gusta y ya me contaréis como preparáis la vuestra. Todos tenemos nuestra favorita y puede ser causa de debate, podéis comentar para completar la receta como ya es habitual. Y es que la ensaladilla rusa “perfecta” incorpora una combinación de ingredientes que la hace especial y única para cada uno de nosotros.

Y no debe faltar algo de historia en la receta ¿por qué le llamamos Ensaladilla Rusa? El origen se encuentra asociado al mítico restaurante Hermitage (Эрмитаж) de Moscú que oficiaba un cocinero francés llamado Lucien Olivier en la segunda mitad del XIX. Basándose en algunas elaboraciones típicas eslavas desarrolló una receta que se servía fría con una especie de viñagreta y que incluía entre sus ingredientes: ave, venado y varios mariscos. La carne de esturión, de oso y el caviar eran ingredientes habituales. Esta receta se perdió pero una similar y más parecida a la nuestra traspasó fronteras llegando a Ucrania, es un plato sobre todo de Navidad con patata cocida, zanahorias, huevos duros, guisantes, pepinillos, salchicas picadas o carne de pollo cocida en lugar de nuestro atún y mayonesa recién hecha.

 

PREPARACIÓN DE LOS INGREDIENTES DE LA ENSALADILLA RUSA – GALLEGA:

  1. Ponemos a calentar agua en una cazuela grande y cuando esté hirviendo añadimos los langostinos y una hoja de laurel. Cocemos durante unos 10 minutos, retiramos los langostinos y la hoja de laurel. Reservamos el agua para la cocción de las patatas.
  2. Pelamos las patatas y las zanahorias e introducimos en el agua de los langostinos ya hirviendo. Salamos y dejamos que se cuezan durante unos 20-25 minutos aproximadamente a fuego alto.  Lo mejor para ver si está bien cocido es pinchar con un tenedor al final del proceso de cocción, así podremos aumentar o disminuir el tiempo dependiendo del tipo de patata que vayáis a utilizar. Yo os recomiendo patata gallega que es perfecta para cocer. Retiramos las patatas y zanahorias y dejamos que enfríen.
  3. Mientras en otro fuego vamos a cocer los huevos porque a mí no me gusta cocerlos con las hortalizas (es una manía, que le voy a hacer). Si a vosotros os da igual los podéis añadir a la cocción de las patatas. Los cubrimos con agua fría y cocemos 10 minutos a partir de la ebullición. No debemos cocerlos más tiempo ya que se forma un halo oscuro de color verdoso alrededor de la yema desagradable a la vista. Con estas indicaciones os tienen que quedar perfectos.
  4. Descongelamos 10 barritas de surimi y cortamos en trozos muy picaditos, añadimos al bol.
  5. Pelamos los langostinos, retirando el hilo negro y troceamos en pedacitos de 1 cm aproximadamente. Añadimos al bol más grande que tengamos en casa. El mío tiene de capacidad unos 3 litros (Ikea).
  6. Cortamos las patatas y zanahoria en pedazos de 1cm aproximadamente. Añadimos al bol anterior.
  7. A mí la ensaladilla me gusta con bonito del norte o con ventresca, pero si no queréis pagar los 5€ tenéis atún en aceite de oliva mucho más barato. El bote que he utilizado es de 260 g escurrido, al final se lo he añadido todo porque me encanta. Siempre es mejor desmenuzarlo con la mano para que no encontrar trozos muy grandes. Añadidlo al bol.
  8. Faltan las aceitunas que irán enteras, los guisantes y las judías. Los guisantes los utilizo de lata, vienen ya cocidos y son super finos. Las judías las cortamos super picaditas que casi no se noten. Todo al bol con los ingredientes anteriores.
  9. Retiramos la cáscara de los huevos y separamos la clara de la yema. Picamos las claras y añadimos al bol. Reservamos las yemas para la vinagreta.
  10. Lavamos el cebollino y picamos muy fino. Añadimos al bol. Lo metemos en la nevera mientras preparamos la mayonesa y la vinagreta.

PREPARACIÓN DE LA VINAGRETA Y LA MAYONESA:

La salsa vinagreta es una de las salsas más internacionales y más versátiles que existen. Esta salsa básica y sabrosa se ha usado desde hace muchos años para aliñar y aromatizar las ensaladas. Las proporciones irán en función del gusto de cada uno, el tipo de aceite, vinagre e ingredientes utilizados pueden cambiar la intensidad del sabor.

  • En un vaso añadimos una pizca de sal y la pimienta negra recién molida. Introducimos el aceite de oliva virgen extra Ilove aceite Gota verde y el vinagre de Jerez y removemos enérgicamente hasta que quede ligado. Añadimos las yemas de huevo anteriormente desmenuzadas y removemos con suavidad hasta que esté bien mezclado. Reservamos.

Para la Mayonesa necesitaremos: 2 huevos, 300 cc. aceite de oliva, 100 cc. aceite de oliva virgen extra Ilove Picual , una pizca de sal, una cucharadita de zumo de limón o vinagre.

  1. Ponemos primero el huevo en el fondo del vaso de la batidora, cubrimos con el resto de ingredientes. Introducimos la batidora en el fondo del vaso, y sin moverla de esta posición bate a máxima velocidad hasta que veas que se emulsiona todo el contenido.
  2. No debemos mover las aspas de la batidora del fondo del vaso, ya que se cortaría la mayonesa, cosa algo frecuente si no se tiene mucha práctica.  Una vez que haya emulsionado movemos la batidora de arriba a abajo para finalizar el proceso, pero sin dejar de batir en ningún momento.
  3. ¿Qué hacer si la mayonesa se corta? Si no emulsiona y se forma una mezcla de aspecto extraño no debemos tirarla. Haremos otra mayonesa aparte y una vez esté casi emulsionada iremos añadiendo la mayonesa cortada poco a poco incorporandola a la correcta.
Read more
Subir